FAQ


¿QUÉ ES?

La Salud Bajo Control es un proyecto de película documental independiente que revisará y expondrá las diversas posibilidades que ofrece el sistema sanitario y la medicina complementaria para el mantenimiento de la salud y el tratamiento de la enfermedad. Analizará cómo influyen los intereses industriales y los medios de comunicación en el estado de salud de las personas, respondiendo a la urgente necesidad de un cambio de paradigma en la forma en que entendemos y cuidamos de nuestra salud.

¿CÓMO SE TRANSMITE?

El documental tendrá como eje central el seguimiento real del caso clínico del director de la película. Se expondrá su “día a día”, desde que recibe el diagnóstico, deteniéndose en las distintas opciones de tratamiento que irá evaluando y las búsquedas que irá realizando. Se lo verá en su intimidad, poniendo en práctica los tratamientos, y experimentando sus resultados. En todo este proceso lo veremos acompañado de su médico, quien decide hacerse cargo del tratamiento y seguimiento del caso, e irá orientando al paciente respecto de qué decisiones tomar. A su vez, esto se vinculará a material seleccionado de gran cantidad de entrevistas a diversos profesionales en medicina y en todo tipo de ciencias de la salud, así como también educadores, antropólogos, biólogos y bioquímicos, cuyas palabras se encuentren en sintonía con cada temática de la investigación e instancia del tratamiento documentado. Las ideas plasmadas también tendrán su correlato a través de animaciones ilustrativas, que buscarán facilitar la comprensión de los conceptos. El montaje jugará un papel fundamental en la integración dinámica de todo lo que se irá documentando.

¿QUÉ PROPONE?

La Salud Bajo Control buscará acercar al espectador distintas propuestas de tratamientos médicos integrales, coherentes, naturales y amables, adaptables a la necesidad de cada persona. Sugerirá que todas las cosmovisiones y sus sistemas médicos o paradigmas tienen algo útil que aportar a cada paciente, pudiendo llegar incluso a complementarse. Fomentará una sana duda, auto-conciencia y responsabilidad para defendernos de las potenciales amenazas que afectan a nuestro sistema inmunológico. Además, estudiará de qué manera nuestras emociones pueden afectar nuestro estado de salud, entendiendo que un pensamiento negativo puede ser tan tóxico como la ingesta de un alimento en mal estado.

¿CUÁLES SON LOS OBJETIVOS?

Generar una visión integral y humanizada del panorama médico, respondiendo a la necesidad inmediata de un nuevo paradigma en la salud y en el análisis de los trasfondos de la enfermedad. Se busca que el espectador se identifique con el caso documentado y utilice su sentido común para discernir y arribar a sus propias conclusiones respecto de prevención y tratamiento de enfermedades. Es importante aclarar que el tono general de la película no será el del ataque o la ruptura, sino el de incorporar e integrar posibilidades de sanación. Fomentará la idea de que los médicos funcionen como guías en este proceso, considerando que la responsabilidad mayor es del paciente. Además, los realizadores tienen en cuenta lo delicado de la temática que están abordando, por eso avanzarán en el proyecto priorizando conceptos como el auto-conocimiento y la esperanza, haciendo especial foco en el poder sanador del arte, el entusiasmo, el humor y los afectos.

¿HAY ALGUNA ORGANIZACIÓN DETRÁS DE LA SALUD BAJO CONTROL?

No. La propuesta es absolutamente independiente. El director y la guionista de La Salud Bajo Control han trabajado juntos previamente en la ficción de La Educación Prohibida, documental independiente que supera los 11 millones de reproducciones en la red. A ellos se suma un equipo de casi veinte profesionales en distintas áreas que se identifican con la causa y aportan su trabajo en forma desinteresada con la esperanza de generar un cambio de consciencia en el sistema sanitario.

¿LA SALUD BAJO CONTROL BUSCA ATACAR A LA SALUD PÚBLICA?

De ninguna manera. El tono general de la película será el de incorporar e integrar posibilidades de sanación. Fomentará la idea de que los médicos funcionen como guías en este proceso, considerando la gran responsabilidad del paciente. Además, los realizadores tienen en cuenta lo delicado de la temática que están abordando, por eso avanzarán en el proyecto priorizando conceptos como el auto-conocimiento y la esperanza, haciendo especial foco en el poder sanador del arte, el entusiasmo, el humor y los afectos.

¿POR QUÉ EL TÍTULO DE LA PELÍCULA?

En un principio surgió intuitivamente, no fue una decisión completamente racional. Más tarde nos asombró y agradó la ambivalencia que generaba el título. Algunas personas interpretan la expresión “Bajo Control”, en este contexto, como algo negativo: un sistema de salud regido por normas autoritarias, con estrictos límites impuestos por el gobierno o por los grandes intereses empresariales. Otros, sin embargo, entienden que el hecho de que la salud “esté bajo control” implica un estado de salud pleno, controlado responsablemente por la propia persona, o con la orientación amorosa de su médico.

CONTACTANOS


Redes Sociales

Síguenos en:

Contactanos

Correos :

claudiaainchil@lasaludbajocontrol.com

contacto@lasaludbajocontrol.com

Dirección

Buenos Aires, Argentina